La Historia del Dia del Trabajador

Es interesante conocer la historia del dia del trabajador y el origen de esta fiesta de carácter reivindicativo. La jornada del primero de mayo recuerda a los llamados Mártires de Chicago, un grupo de trabajadores de ideas anarquistas que fueron ejecutados en EEUU debido a su participación en una huelga que tenía como objetivo conseguir la jornada laboral de ocho horas.

historia-del-dia-del-trabajador-luchadores

La huelga comenzó el día 1 de mayo de 1886 en Chicago y participaron unos 200.000 trabajadores. Sin embargo, una empresa dedicada a la producción de maquinaria agrícola contrató a trabajadores esquiroles para continuar con el trabajo, descontando además por la fuerza una cuota a todos los trabajadores que estaba destinada a financiar la construcción de una iglesia.

Durante una concentración que tuvo lugar a las puertas de esa fábrica para protestar por lo que se estaba haciendo y tratar de impedir que los trabajadores contratados continuaran rompiendo la huelga, la policía cargó contra los allí congregados causando seis muertos y muchos heridos. Eso hizo que los ánimos se caldearan y que los líderes sindicales decidieran llevar a cabo nuevos actos y manifestaciones.

historia-del-dia-del-trabajador-dichoso

El día 4 de mayo se celebró un acto en el que participó el propio alcalde de la ciudad, pero terminado ese, los trabajadores, en lugar de dispersarse, continuaron congregados, muy enfadados por los acontecimientos de los días anteriores. Los ánimos estaban muy caldeados y la policía comenzó a amenazar con cargar contra la multitud.

d

Fue entonces cuando un artefacto casero explosionó entre los agentes de la autoridad, matando a uno de ellos e hiriendo a varios más. Las calles se convirtieron en una auténtica batalla campal, ni siquiera se saben con exactitud las cifras de personas que murieron o fueron heridas durante la carga policial. Es lo que ha pasado a la historia con el nombre de Revuelta de Haymarket.

historia-del-dia-del-trabajador-antiguo

Finalmente, ocho de los más destacados líderes del movimiento anarquista fueron acusados formalmente por la muerte del agente y juzgados en un juicio sumario en el que no se respetaron los derechos de los trabajadores ya que realmente no había pruebas de nada de lo que los acusaban. De los ocho, cinco fueron ahorcados y tres condenados a prisión. Actualmente, todos los juristas están de acuerdo en que fue una sentencia de carácter político sin ningún apoyo legal.

Historia del Dia del Trabajador y sus Consecuencias:

A pesar de cómo transcurrieron las cosas para los líderes sindicales, la huelga tuvo éxito y fueron varias las empresas que a finales de mayo de ese año accedieron a la jornada de ocho horas, que se pedía para que todo el mundo dispusiera de ocho horas para dormir, ocho horas para trabajar y ocho horas para disfrutar de su tiempo.

Fue durante la Segunda Internacional Socialista celebrada en París en el 1889 cuando el Congreso Obrero Socialista decreta que el día 1 de mayo sea conocido como día de los trabajadores y se convierta en una jornada en la que los obreros puedan dar a conocer sus peticiones tanto de carácter laboral como de carácter social. Pronto se comenzó a celebrar en la mayoría de países del mundo.

historia-del-dia-del-trabajador-honesto

No obstante, EEUU y Canadá no adoptaron esta fecha por miedo a que pudiera haber nuevos disturbios, celebrando en su lugar un desfile el primer lunes de septiembre que se conoce como Labor Day. Esta fiesta no tiene un carácter tan político como la celebración del primero de mayo en otros países de Europa y América.

Conocer la historia del dia del trabajador nos hace ser conscientes de que el primero de mayo no es tan solo una jornada festiva, sino que también tiene la misión de hacernos conscientes de que los derechos conseguidos por los trabajadores tuvieron un duro precio y que fueron muchos los que lucharon para poder conseguir algunos de los privilegios que hoy se disfrutan.

Y para despedirme una reflexión, la historia del dia de los trabajadores debería de hacernos también conscientes tanto a los empresarios como a los trabajadores, de la importancia de respetar cauces de negociación democráticos y pacíficos, para conseguir un equilibrio entre los intereses de unos y de los otros, tirando todos en una misma dirección que permita una sociedad más justa e igualitaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *